Educadoras y técnicas de JUNJI participan en curso de neuroprotección

0
69

Evelyn Vallejos, educadora de párvulos del jardín infantil “Caperucita”, es una de las 36 funcionarias de la Junji Arica que participa en el taller de formación y bienestar “Cerebro y Aprendizaje”, impartido por el Instituto de Neuroprotección Infantil (INPI).

La capacitación virtual que considera cinco sesiones, una vez por semana, para funcionarias de las regiones de Arica y Parinacota,  y de Magallanes, se enmarca en un convenio  nacional suscrito entre la Junji y dicho organismo.

La finalidad del taller es que los equipos educativos amplíen sus conocimientos en el desarrollo de interacciones de calidad con los niños y niñas, así también entre los equipos mismos.

En este sentido, la profesional ariqueña destacó  la responsabilidad que tienen como educadoras de entregar un buen ambiente y mantener una buena  comunicación con niños y niñas en pro de su estabilidad emocional.

“El taller nos ayuda, como educadoras, a recordar la importancia que tienen los primeros mil días en el desarrollo de los niños y niñas, además de obtener mejores herramientas para identificar situaciones que le pueden estar afectando  sus emociones y aprendizajes sobre todo en este tiempo. También nos entrega herramientas para reconocer características propias, como adulta en nuestro rol protector, para estar disponibles en todo sentido y satisfacer las necesidades de niños y niñas para un aprendizaje significativo”, manifestó Evelyn Vallejos.

En la región del extremo norte participan de este curso las encargadas, educadoras y técnicas en atención de párvulos de los jardines infantiles: “Punta Norte”, “Caperucita”, “Tortuguita”, “Piolín” y “Grillitos”, también la trabajadora social y asesora de la Subdirección de Calidad Educativa, Carolina Arteaga. 

“Este taller sin duda aumentará los conocimientos de nuestras funcionarias y eso es positivo en la labor que desarrollan con las niñas y niños. Como institución seguimos gestionando iniciativas que vayan en directo beneficio de los párvulos, sus familias y equipos educativos”, precisó  el director regional de Junji, Marcelo Cortés Moreno.

Cabe mencionar que INPI es una asociación, sin fines de lucro, que trabaja para mejorar la calidad de vida y potenciar las oportunidades de la infancia. Busca transferir herramientas de neuroprotección y estimulación temprana con el objetivo de disminuir la brecha de desigualdad lingüística y cognitiva de los niños y niñas de sectores vulnerables.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here