Carolina Videla, Académica de la Universidad Santo Tomás Arica: “Estoy feliz de haber sido elegida como representante para hacer las transformaciones sociales”

0
81

“Lo primero que haremos será instalar en la Región de Arica y Parinacota la Casa Constituyente”, declara la académica, quien luego de un arduo trabajo, finalmente fue escogida como convencional constituyente, donde destaca que “lo fundamental es el proceso participativo de la ciudadanía, esto es esencial en la construcción de la Constitución”. El lugar estaría abierto a la comunidad para vivir este proceso de la mano de toda la base social, donde también se puedan desarrollar encuentros de expresión artística, cultural, encuentros científicos, de la infancia, de la juventud, entre otros.

Remontándose hacia antaño, Videla recuerda su paso como estudiante en Santo Tomás, lugar donde hace cuatro años se desempeña como académica de la carrera de Trabajo Social, y actualmente ocupa el cargo de Coordinadora de Prácticas, debido a su profesión. “Estudié en la Universidad Santo Tomás Sede Arica con la Beca Valech. En ese tiempo no había claridad de cómo funcionaba porque recién se había implementado ese mecanismo de reparación para las víctimas de prisión política y tortura, conocida como la Ley Valech, agradecida de la Rectora, Dra. Ansonia Lillo Tor, quien fue muy empática y receptiva, logré ingresar a la carrera de Trabajo Social. Fue duro estudiar en jornada vespertina, trabajar de día, criar a dos hijos pequeños y además ser militante del Partido Comunista -que lo he sido por más de 22 años-, pero feliz de haber terminado mi carrera y en el tiempo establecido de duración”.

Con respecto a su trabajo, señala sentirse orgullosa de pertenecer a su equipo de trabajo. “Estar con los estudiantes y poder contribuir con su proceso de formación desde una mirada crítica y con valores de nuestra institución es otra forma de comprender los procesos, que es fundamental en la profesión de Trabajo Social.

Su vida, marcada por duros acontecimientos fueron una motivación tanto para convertirse en Trabajadora Social, como por contribuir en la comunidad. “Soy la primera profesional de mi familia, vivimos momentos duros que me fueron forjando, empecé a salir a las calles a los 16 años, conocí a la agrupación cultural Chasquillalta, gente de izquierda muy comprometidos con lo social, me integré al movimiento mujeres de luto el año 1986 y el año 1989 fui prisionera política durante un año y medio en la ex cárcel de Arica. Era muy jovencita, fue un momento muy especial, histórico,  igual al que estamos enfrentando hoy en día, y eso me marcó”.

Entre las acciones que realiza la académica, se encuentran una mesa social solidaria, donde hay muchas organizaciones, la cual existe de abril del año pasado y desde donde funciona “La Bodeguita”, que permite contribuir a las ollas comunes que se han realizado durante la emergencia sanitaria y también a muchas familias que requieren apoyo en este período pandémico.

Sobre el futuro y el rol que desarrollará como Constituyente, Carolina recalca que “la esperanza está en que podamos trabajar de manera conjunta donde pongamos los intereses del País por delante, para que esa constitución refleje lo que la ciudadanía demandó, con todos los costos que esa demanda tuvo y sigue teniendo hasta ahora”. Además, transmitió un mensaje a los jóvenes y principalmente a los estudiantes de Santo Tomás, “con mucho respeto hago un llamado a involucrarse en este proceso. La constitución va a representar el nuevo pacto social, que tiene que ser legítimado,  y esa legitimidad se la va a dar la participación activa e incidente, el pensamiento crítico, la capacidad de cuestionar y de ponernos a la altura de este momento histórico que tenemos por delante”.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here