HASTA 500 MIL LITROS DE VINO PODRÁN PRODUCIR PEQUEÑOS VIÑATEROS DE ITATA GRACIAS A NUEVO CONVENIO INDAP – ARAUCO

0
57

Con la firma protocolar correspondiente, INDAP, Empresas Arauco y la Cooperativa Vitivinícola Vinos del Valle del Itata, oficializaron un convenio de cooperación tripartito que permite a más de 130 pequeños viñateros de la región de Ñuble, acceder a la planta vinificadora que esta compañía posee en la Hacienda Cucha Cucha, en la comuna de Portezuelo. Esta acción permite la elaboración de un vino de mejor calidad y con los más altos parámetros de producción vitivinícola del país.

Impulsado por INDAP, el nuevo acuerdo tiene como propósito central que pequeños viticultores que integran esta megacooperativa, accedan a través del arriendo a la infraestructura y a asistencia técnica para elaborar vinos a partir de cepas ancestrales. La Hacienda Cucha Cucha de propiedad de Forestal Arauco posee una capacidad productiva que alcanza a 500 mil litros de vino.

El director nacional de INDAP, Carlos Recondo, señaló que la participación de INDAP en esta iniciativa “es relevante porque pone en práctica varios de los lineamientos con los que apoyamos a la Agricultura Familiar Campesina, como son la asociatividad y la comercialización”. Destacó el trabajo de los viticultores que a partir de esta megacooperativa pueden aumentar el volumen del vino que producen y el modo en que se han vinculado con una empresa como Arauco.

La autoridad enfatizó que el convenio muestra una relación de trabajo colaborativo donde “la cooperativa y sus integrantes, INDAP con el apoyo de los instrumentos de fomento y la empresa en su acción de responsabilidad social, permiten el desarrollo de la pequeña agricultura viticultora del valle del Itata. Esperamos que sea un ejemplo para otros territorios de nuestro país y que sea el camino para desarrollar con más fuerza el valle del Itata”.

La Cooperativa Agrícola Vitivinícola Vinos del Valle del Itata es una agrupación productiva de “segundo orden”, creada en enero de 2021 y que agrupa a seis empresas asociativas campesinas: Coovicen, Centinelas del Itata, Moscin, Cubas de Ninhue, Ecoparras y Viñedos de Quinchamalí. Reúne a 134 pequeños viñateros de esta provincia de Ñuble. Como agrupación impulsan el desarrollo técnico y económico de la viticultura de la zona para agregar valor a su producción y asegurar la viabilidad económica de la actividad vitivinícola en este valle de Ñuble.

Marlene González, presidenta de la mega cooperativa Vinos del Valle del Itata, comentó que “lo principal de este acuerdo es vinificar. Sabemos hace mucho tiempo que la comercialización de la uva no es negocio; donde se puede obtener un valor mayor es haciendo vino. Ese es el enfoque de esta megacooperativa”. Dijo que el aporte de INDAP a los pequeños viñateros “ha sido trabajar con nosotros durante todos estos años y ver las necesidades que tenemos”.

Por su parte, el Gerente de Personas y Sustentabilidad de Arauco, Charles Kimber, dijo que suscribir este tipo de acuerdos muestra el compromiso de la empresa por “ser un punto de encuentro entre el sector privado y el sector público para posicionar de buena manera al valle y sus productos, en este caso, el vino”. Agregó que “el trabajo colaborativo púbico-privado es fundamental para el Chile del futuro y empresas grandes como la nuestra con un desarrollo de 40 años, que ha generado conocimiento e información, pueden transferir aprendizajes; eso es importante y beneficioso para otros sectores de la economía”.

El valle del Itata, en la región de Ñuble, se caracteriza por la presencia de viñas campesinas ancestrales de antigua data y donde se cultivan cepas distintivas como Moscatel de Alejandría, Cinsault y Uva País, potenciadas por diferentes microclimas. Además, Valle del Itata corresponde a una denominación de origen para vinos chilenos elaborados en esta zona.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here