Trabajando asociativamente para darle valor agregado a la ganadería altiplánica

0
32

Ancestralmente la supervivencia de los habitantes del Altiplano de la Región de Arica y Parinacota ha estado vinculada a la ganadería de alpacas y llamas y sus derivados; carne, charqui y fibra.  

Por este motivo los ganaderos de General Lagos, zona tripartita de la Región de Arica y Parinacota, han trabajado arduamente por lograr avances tanto en materia productiva y comercial, como en el rescate y continuidad de sus tradiciones ganaderas.  

El 2014 nació la Asociación de Ganaderos de General Lagos, cuyo actual presidente, que asumió el cargo hace dos meses, es Delfín Zarzuri Condori.  

“Nuestra principal problemática era que no teníamos avance productivo y queríamos saber cómo poner valor agregado a nuestros productos. Por esto comenzamos a trabajar en dos grandes proyectos: un matadero y darle valor agregado a la lana”, indica Delfín.  

Al respecto el SEREMI de Agricultura de Arica y Parinacota; Jorge Heiden, recalcó la importancia del trabajo asociativo y el cooperativismo; pues éstos permiten superar muchas de las dificultades que habitualmente tienen los productores llegar a los mercados de su interés, además de tener una justa retribución por su esfuerzo, además de acceder a nuevos mercados, de mayor valor.  

Por su parte el director regional de INDAP precisó que uno de los principales desarrollos en el desarrollo sostenible de la agricultura es diseñar y gestionar iniciativas que vayan más allá del emprendimiento individual, por ello promovemos la vinculación temprana a diferentes fórmulas asociativas, a fin de ampliar la capacidad de actuar de los pequeños agricultores. 

Fibra con valor agregado  

El presidente de la Asociación de Ganaderos de General Lagos hace especial énfasis en los desafíos que actualmente tienen como asociación y en la importancia del trabajo de la directiva que encabeza.  

¿Por qué es relevante contar con un matadero? 

-Hubo un matadero en Arica y eso sustentaba un ingreso mayor para los ganaderos, pues podían traer sus animales y procesar en forma legal, pero cuando éste dejó de funcionar no hubo dónde vender la carne y eso significó que muchos ganaderos se fueron de la comuna porque no era rentable criar animales, porque no había dónde vender y tenían que vender en forma clandestina a Bolivia o Perú a precios muy bajos.  

¿Actualmente en qué están trabajando?  

-En darle valor agregado a la lana, porque también dependíamos de la compra de Perú y Bolivia en el Hito Tripartito, pero a precios muy bajos y había que vender por necesidad.  

Por eso hemos participado en giras tecnológicas para conocer el trabajo de nuestros hermanos peruanos y bolivianos en cuanto a la carne y fibra y cómo le dan un valor agregado a ello.  

Así fue cómo pensamos en tener un centro de acopio en Visviri y se plasmó en el proyecto con Ayllu Solar en el cual llevamos 6 años trabajando.  

A partir de este proyecto nace la asociatividad, porque teníamos que hablar con los 200 ganaderos de la zona y coordinar con ellos.  

¿De qué se trata en proyecto con Ayllu Solar?  

-Es un centro de acopio y procesamiento de fibra que usa energía solar y está en Visviri y que es cogestionado por tanto por nuestra asociación el municipio local e INDAP. 

Fue un proyecto fue elaborado y financiado por Ayllu Solar y tiene como objetivo poner en valor la fibra de camélido que se produce en nuestra comuna, gestionando su procesamiento y comercialización.  

Cuando nos enteramos de este proyecto, sentimos que era un sueño hecho realidad porque queríamos procesar y no seguir vendiendo a un precio injusto. 

¿Qué avances han tenido trabajando en forma asociativa?  

-Hemos mejorado la productividad, también hemos tenido avances en los temas genéticos y en lo cultural.  

Nos dimos cuenta de que se estaban perdiendo nuestras costumbres y modo de trabajar la ganadería, que finalmente es nuestra identidad, nuestras costumbres.  

Por lo mismo pensamos en actividades como el Festival de Esquila, en el cual gente de todas edades puede conocer mejor nuestras costumbres. Éste es un proyecto que nació el 2016 de la asociación y lo presentamos como proyecto al Fondo Nacional de Desarrollo Regional y alcanzamos a hacer hasta la cuarta versión antes de la pandemia.   

Actualmente somos 130 socios y, gracias al éxito de los festivales, todos quienes conforman la asociación vieron que sí éramos capaces de llevar una buena gestión sin depender de la gestión municipal o del Gobierno Regional. 

¿En qué proyectos están trabajando actualmente? 

-A pesar de que la asociación no tiene fines de lucro, formamos una cooperativa ganadera con los mismos asociados, la que ya se formalizó y con esta figura legal queremos tener una mirada más comercial.  

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here