Mujeres altiplánicas dan el vamos al proyecto con que Prodemu comienza a transformar la primera de sus sedes regionales en intercultural

0
370

En el marco del marzo feminista, y con el propósito de enfatizar el trabajo con la diversidad de mujeres en los territorios, es que Fundación Prodemu en conjunto con las mujeres altiplánicas (aymaras chilenas, peruanas y bolivianas), dieron el puntapié inicial a un plan intercultural para su sede en Putre. Esto por medio de una actividad que se llamó “Ayni” (palabra aymara de tradición ancestral andina que alude a actividades comunitarias en reciprocidad), donde las mujeres de la provincia de Parinacota jueguen un rol central en la toma de decisiones.

A la sede de Prodemu, ubicada a más de 3600 metros de altura, en el corazón de Putre, llegaron alrededor de 70 mujeres altiplánicas, quienes junto a la directora nacional, Marcela Sandoval Osorio, y a la directora regional de la fundación, Marcela Carrasco, participaron de un conversatorio donde se hizo un reconocimiento histórico a la cultura aymara, y a través de sus mujeres los equipos levantaron necesidades con las que trabajar en conjunto la oferta programática de Prodemu, que este año tendrá una inédita mirada intercultural.

De visita en la región, la directora nacional de Prodemu, Marcela Sandoval Osorio, explicó: “Quisimos partir acá con este proyecto de sedes interculturales, luego de que las mujeres le expresaran a la fundación su deseo de convertir la casa en un lugar de encuentro, donde poder compartir experiencias, generar comunidad, intercambiar saberes ancestrales y mantener vivas sus tradiciones. Un espacio que no suelen tener, porque la mayoría pastorea en soledad y silencio, y que Prodemu quiere revitalizar para que las mujeres de la provincia de Parinacota jueguen un rol central en la toma de decisiones. Esta experiencia piloto en Putre queremos replicarla en otras sedes regionales de Prodemu en 2023, como la de Angol, Rapa Nui y Chiloé”.

La instancia contó con un conversatorio entre los equipos de Prodemu y las mujeres (thaki warminaka), y continuó con una ceremonia simbólica andina (pawa), que tiene la finalidad de llenar de buenos augurios el trabajo conjunto que viene. Luego de que las mujeres aymaras realizaran este agradecimiento a la Madre Tierra, la Pachamama, tomaron brochas y pintaron de morado la fachada de la sede, donde también imprimieron sus nombres y el que bautiza la actividad: “Ayni”. Con este gesto, las mujeres de la comunas de Putre y General Lagos, se hicieron partícipes de la reinvención del espacio físico que implica, a la vez, la recuperación del espíritu de un Prodemu abierto a las comunidades, con mirada intercultural, cercano y facilitador de procesos participativos.

“Fue un espacio maravilloso de intercambio de culturas, de diálogos en los que hemos acogido sus ideas, y con las que hoy le damos un nuevo impulso a esta casa de Prodemu. Queremos que sientan nuestra sede como un espacio propio donde podamos trabajar juntas, donde el equipo provincial las pueda acoger y donde sus tradiciones, cosmovisión y técnicas ancestrales de tejido y cultivo sean transmitidas y relevadas”, agrega la directora nacional, Marcela Sandoval.

De hecho, la actividad se realizó el único día en que la micro que traslada a las mujeres de las zonas más alejadas hasta la plaza de Putre corre (los miércoles), y finalizó en el horario en que el transporte pasa de vuelta por la sede para regresarlas a sus casas, a eso de las 14 horas. Viajes que pueden tardar hasta tres horas en el caso de las mujeres que viven en Visvri, por ejemplo, y que estaban muy agradecidas de que las escucharan.

Al respecto, la directora regional de Prodemu, Marcela Carrasco, señaló: “Para mí es un orgullo que la fundación releve la importancia que tiene el mundo andino, en especial la visión de la mujer andina, tomando en cuenta que en la provincia de Parinacota, el 100% de las participantes actualmente se identifica con la etnia Aymara. Por esto, se hace fundamental incorporar la mirada intercultural, es decir, reconocer la diversidad cultural y fortalecer así las riquezas de las regiones. Este hito es importante porque reconoce las necesidad de volver a las identidades y desde allí, abordar las temáticas que se hacen necesarias de trabajar con las mujeres. Este 2023 Prodemu es con todas las mujeres”.

En esta visita a la región nortina la directora nacional, Marcela Sandoval, además se reunió con autoridades regionales para estrechar lazos, conversó de manera cercana con trabajadoras de la fundación, y visitó a un grupo del programa Mujeres Rurales (Indap-Prodemu) quienes cultivan hongos comestibles en el Valle de Azapa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here